Por Francisco Rodríguez, gerente de Servicios Técnicos para Axis en Latinoamérica

El regreso a la cotidianidad necesita del trabajo conjunto de organizaciones públicas y privadas y de la sociedad civil; Axis confía en que la tecnología será una gran aliada en la implementación de las normas de sanidad para mantenernos seguros en la “nueva normalidad”.

El mundo está en constante transformación y el panorama al que nos enfrentamos ha puesto de manifiesto la importancia de unir fuerzas por el bienestar colectivo.

Además, este contexto ha marcado un precedente para el sector de la seguridad electrónica, pues la dinámica social del nuevo “normal” exige tecnologías adaptables a los cambios para garantizar un retorno seguro.

En este sentido, las aplicaciones que permiten hacer análisis de lo que la cámara capta a través del sonido y el video, se van a posicionar como una importante tecnología que la industria de videovigilancia deberá buscar integrar en todos sus dispositivos.

Para salir avante ante los retos del mundo, los países tendrán que buscar nuevas regulaciones en los negocios, industrias y formas de convivencia en general, con el fin de garantizar la seguridad de todos.

Hoy, por ejemplo, ya existe un protocolo de bioseguridad aprobado en Colombia, que incluye los lineamientos que buscan orientar a la población con las medidas que se requieren para mitigar riesgos potenciales.

De cara a este panorama, las analíticas de video apuestan por ayudar a la población a retomar sus actividades cotidianas y a los negocios a reestablecer su economía.

Las nuevas tendencias de la dinámica social demandarán una visión tecnológica para adoptar de mejor manera los protocolos generales de sanidad en todo el mundo, así como para retomar todas las actividades económicas y sociales.

Por ello, Axis recomienda la integración de analíticas para garantizar el cumplimiento de las normas, como por ejemplo:

Tecnologías para la detección de síntomas

Uno de los requerimientos para reintegrarnos a las actividades cotidianas es poder identificar síntomas que representen un riesgo para las personas, por ejemplo, detectar la tos será un punto de partida para la prevención de contagios.

La tecnología de videovigilancia está preparada para enfrentar este reto a través del análisis inteligente, el cual funciona mediante la identificación de audio.

Cuando la cámara detecta el sonido que las personas emiten al toser, inmediatamente puede enviar una señal de alerta al personal médico, gerencia o guardias de seguridad, quienes podrán actuar de forma rápida y eficiente para ayudar al individuo que mostró un indicio de la enfermedad, esto permitirá mitigar el riesgo de contagio a todas las personas que se encuentren cerca.

Analíticas de distanciamiento social

Una de las tendencias de la nueva dinámica social será mantener la distancia de 1.5 metros, sin embargo, al ser una nueva norma de comportamiento, al inicio puede resultar complicado mantenerla.

Para ello, la tecnología de video ha tenido que adaptarse con el fin de identificar áreas donde se congreguen un gran número de personas y, en caso de ser necesario, emitir un anuncio alertando a guardias de seguridad e invitando a las personas a mantener su distancia.

Esta analítica funciona mediante la identificación del espacio que hay entre una persona y otra. Al detectar que no se cumple la distancia predeterminada, emite una señal de alerta con ayuda de los altavoces de audio para prevenir riesgos.

Soluciones para identificar mascarillas o tapa bocas

Definir protocolos para el uso correcto de cubrebocas o mascarillas es actualmente una prioridad para todos los sectores, por lo que en Axis se propone la integración de dispositivos de video con análisis inteligente en las entradas de los recintos, capaces de detectar, mediante el reconocimiento facial, si una persona está usando su cubrebocas de forma correcta.

De esta forma, los encargados de la seguridad podrán tener la certeza de que todos los visitantes que acceden a un lugar portan una mascarilla, lo que permitirá realizar cualquier actividad de forma segura.

También se plantea la integración de tecnología flexible que ayude a mantener la seguridad, sin importar la situación.

Por Francisco Rodríguez, gerente de Servicios Técnicos para Axis en Latinoamérica

El regreso a la cotidianidad necesita del trabajo conjunto de organizaciones públicas y privadas y de la sociedad civil; Axis confía en que la tecnología será una gran aliada en la implementación de las normas de sanidad para mantenernos seguros en la “nueva normalidad”.

El mundo está en constante transformación y el panorama al que nos enfrentamos ha puesto de manifiesto la importancia de unir fuerzas por el bienestar colectivo.

Además, este contexto ha marcado un precedente para el sector de la seguridad electrónica, pues la dinámica social del nuevo “normal” exige tecnologías adaptables a los cambios para garantizar un retorno seguro.

En este sentido, las aplicaciones que permiten hacer análisis de lo que la cámara capta a través del sonido y el video, se van a posicionar como una importante tecnología que la industria de videovigilancia deberá buscar integrar en todos sus dispositivos.

Para salir avante ante los retos del mundo, los países tendrán que buscar nuevas regulaciones en los negocios, industrias y formas de convivencia en general, con el fin de garantizar la seguridad de todos.

Hoy, por ejemplo, ya existe un protocolo de bioseguridad aprobado en Colombia, que incluye los lineamientos que buscan orientar a la población con las medidas que se requieren para mitigar riesgos potenciales.

De cara a este panorama, las analíticas de video apuestan por ayudar a la población a retomar sus actividades cotidianas y a los negocios a reestablecer su economía.

Las nuevas tendencias de la dinámica social demandarán una visión tecnológica para adoptar de mejor manera los protocolos generales de sanidad en todo el mundo, así como para retomar todas las actividades económicas y sociales.

Por ello, Axis recomienda la integración de analíticas para garantizar el cumplimiento de las normas, como por ejemplo:

Tecnologías para la detección de síntomas

Uno de los requerimientos para reintegrarnos a las actividades cotidianas es poder identificar síntomas que representen un riesgo para las personas, por ejemplo, detectar la tos será un punto de partida para la prevención de contagios.

La tecnología de videovigilancia está preparada para enfrentar este reto a través del análisis inteligente, el cual funciona mediante la identificación de audio.

Cuando la cámara detecta el sonido que las personas emiten al toser, inmediatamente puede enviar una señal de alerta al personal médico, gerencia o guardias de seguridad, quienes podrán actuar de forma rápida y eficiente para ayudar al individuo que mostró un indicio de la enfermedad, esto permitirá mitigar el riesgo de contagio a todas las personas que se encuentren cerca.

Analíticas de distanciamiento social

Una de las tendencias de la nueva dinámica social será mantener la distancia de 1.5 metros, sin embargo, al ser una nueva norma de comportamiento, al inicio puede resultar complicado mantenerla.

Para ello, la tecnología de video ha tenido que adaptarse con el fin de identificar áreas donde se congreguen un gran número de personas y, en caso de ser necesario, emitir un anuncio alertando a guardias de seguridad e invitando a las personas a mantener su distancia.

Esta analítica funciona mediante la identificación del espacio que hay entre una persona y otra. Al detectar que no se cumple la distancia predeterminada, emite una señal de alerta con ayuda de los altavoces de audio para prevenir riesgos.

Soluciones para identificar mascarillas o tapa bocas

Definir protocolos para el uso correcto de cubrebocas o mascarillas es actualmente una prioridad para todos los sectores, por lo que en Axis se propone la integración de dispositivos de video con análisis inteligente en las entradas de los recintos, capaces de detectar, mediante el reconocimiento facial, si una persona está usando su cubrebocas de forma correcta.

De esta forma, los encargados de la seguridad podrán tener la certeza de que todos los visitantes que acceden a un lugar portan una mascarilla, lo que permitirá realizar cualquier actividad de forma segura.

También se plantea la integración de tecnología flexible que ayude a mantener la seguridad, sin importar la situación.