Los adaptadores WiFi USB son uno de los dispositivos más recomendables si quieres tener conectividad inalámbrica Wi-Fi en ordenadores de sobremesa. Este tipo de dispositivos también los puedes usar en ordenadores portátiles, para mejorar las capacidades inalámbricas de la tarjeta WiFi interna que normalmente tenemos. Actualmente disponemos de una gran variedad de adaptador WiFi USB, dependiendo de tus necesidades, podrás comprar unos modelos u otros. Hoy en RedesZone te explicamos todo lo que debes tener en cuenta de este tipo de dispositivos.

Un adaptador WiFi USB es un dispositivo que se conecta vía USB a nuestro ordenador, ya sea un ordenador de sobremesa o un portátil, y tiene la apariencia de un pendrive, y nos permiten conectarnos a las redes Wi-Fi. Normalmente deberemos instalar los drivers que vienen con la propia tarjeta WiFi USB, aunque si utilizas Windows 10, es muy probable que automáticamente reconozca el adaptador WiFi, y posteriormente instale los drivers sin intervención del usuario. En apenas un minuto, tendremos en funcionamiento este dispositivo.

Los adaptadores inalámbricos WiFi nos proporcionarán la posibilidad de conectarnos vía Wi-Fi a nuestro router o punto de acceso Wi-Fi, en caso de que nuestro ordenador no tuviera una tarjeta WiFi anteriormente. En el caso de los portátiles, todos ellos tienen una tarjeta WiFi en su interior, pero los ordenadores de gama baja-media, suelen tener tarjetas WiFi muy poco potentes y nos proporcionarán un mal rendimiento inalámbrico, tanto en términos de cobertura como de velocidad.

Tipos de interfaces USB

Existen actualmente dos tipos de adaptadores USB WiFi diferentes, los que soportan USB 2.0 son los de gama más baja y los más baratos, este tipo de adaptadores no nos proporcionarán demasiada velocidad real, aunque sí tendremos mejor cobertura (siempre que tenga antenas externas). Los que soportan USB 3.0 siempre serán los más rápidos, los que nos proporcionarán la mejor velocidad real y no se verán limitador por la velocidad máxima de la propia interfaz USB 2.0. Lógicamente, los adaptadores que utilizan la interfaz USB 3.0 son los de gama más alta y los más caros.

Hoy en día, lo más normal es encontrarnos adaptadores con interfaz USB 3.0, pero si compras un dispositivo de gama baja, lo más normal es que sea USB 2.0 para ahorrar costes, y, por tanto, obtendrás un menor rendimiento inalámbrico en términos de velocidad.

Doble banda seleccionable 2.4GHz o 5GHz

Con la salida del estándar Wi-Fi 4, o también conocido como 802.11n, los routers, puntos de acceso y adaptadores WiFi USB, empezaron a utilizar las bandas de 2.4GHz y 5GHz ampliamente, tanto de manera simultánea como seleccionable a través del firmware. Hoy en día existen tarjetas WiFi USB que solamente soportan 2.4GHz, y otras tarjetas WiFi que soportan tanto 2.4GHz como también 5GHz.

Diferencias entre 2.4 y 5 GHz

Es fundamental que, si compras un adaptador WiFi USB, tenga soporte para ambas bandas de frecuencia, tanto 2.4GHz como en 5GHz. Que sean doble banda, no significa que puedas conectarte a ambas bandas simultáneamente, de hecho, mientras que los routers y APs son doble banda simultánea (emiten en las dos bandas a la vez), los adaptadores WiFi son doble banda seleccionable (se pueden conectar a las dos bandas, pero a una banda o a otra, no a ambas simultáneamente) debido a limitación de hardware, ya que no disponen de dos chipsets en su interior sino solamente uno compatible con ambas bandas.

Antenas internas o externas

Un aspecto fundamental de un adaptador Wi-Fi son sus antenas. Cuanto más antenas tenga un adaptador WiFi, más velocidad real conseguiremos gracias a la tecnología MIMO, por tanto, es recomendable que, como mínimo, un adaptador incorpore dos antenas.

Respecto a si deben ser internas o externas, si nos vamos a conectar en lugares cercanos del punto de acceso o router, pueden ser internas sin problemas y obtendremos un muy buen rendimiento inalámbrico, normalmente los adaptadores con antenas internas son muy pequeños físicamente, ideal para conectarlos a ordenadores portátiles.

D-Link DWA-181 – Stick/Adaptador USB WiFi AC1300 Nano (MU-MIMO, Ultra-Compacto, Seguridad con encriptación WPA3, Dual-Band, hasta 867 Mbps en 5 GHz o 400 Mbps en 2,4 GHz)

Si nos vamos a conectar en lugares alejados del punto de acceso o router, es muy recomendable que las antenas sean externas, de lo contrario, podríamos tener baja cobertura, y, por tanto, baja velocidad inalámbrica real. Normalmente este tipo de adaptadores con antenas externas son más grandes físicamente que los de antenas internas, y, además, suelen tener una base USB para conectar el dispositivo encima de la mesa, y no en un puerto USB trasero donde consiga menos velocidad Wi-Fi real.