Las tablets, los teléfonos inteligentes y las computadoras portátiles, son herramientas tecnológicas que brindan una preocupante posibilidad de que los acosadores virtuales manejen las redes sociales a su antojo en la más absoluta impunidad, pues no hay estrategias preventivas, más que de castigo para evitar el fenómeno, declaró Dorismilda Flores Márquez, Profesora Investigadora de la Universidad de la Salle Bajío.

La forma más habitual de agresión online es el envío de fotos con texto, mundialmente conocidas como “Memes” y el envío continuó de mensajes con el afán de hostigar, provocando una situación de angustia para el afectado, que a su vez puede causar enfermedades, trastornos mentales e incluso la muerte por suicidio u homicidio, sin embargo, la falta de denuncia respecto a éstos hechos, impide que las autoridades hagan su labor, aseveró Leonardo Martín Dorony, Presidente de Acompañando Vidas Prevención del Suicidio.

Entre los 10 países que han presentado más casos de Ciberbullyng, México ocupa el tercer lugar con 48 mil casos, superado por España con 50 mil y Estados Unidos con más de 100 mil casos denunciados, de acuerdo al estudio “Ciberbullying en cuarentena” elaborado por la ONG Internacional “Bullying Sin Fronteras”.

Según un informe elaborado por el Equipo Multidisciplinario de la ONG Internacional “Bullying Sin Fronteras”, el 33% de los niños y adolescentes en el continente americano y España afirmaron ser víctimas de ciberbullying o ciberacoso durante el confinamiento originado por la pandemia del coronavirus, destacando que en el caso de México; 8 de cada 10 niños y adolescentes sufren diariamente algún tipo de acoso.