Reolink Argus PT, el nuevo modelo de Reolink, que tenemos con su panel solar correspondiente.

Hablamos de una cámara de 139 euros, con un panel solar que puede adquirirse por 30 euros más, que cuenta con una serie de ventajas muy interesantes:

– Instalación: Muy sencilla. No es necesario conectarla vía USB al móvil, ni poner el cable de red en el router, puede hacerse todo de forma inalámbrica. Solo tenemos que instalar la app de reolink en el móvil, encender la cámara y seguir los pasos que van indicando en la app. En un momento determinado pedirá escanear con el móvil el código QR de la parte inferior de la cámara, y en otro tendremos que enfocar con la cámara el código QR que aparecerá en el móvil, después tendremos que poner los datos de nuestra WiFi para conectar la cámara a Internet, y listo, ya la tenemos funcionando.

Puede parecer una tontería, pero la instalación de las cámaras de seguridad no suelen funcionar bien a la primera, en este caso tardé menos de 2 minutos.

– Batería: al tenerla conectada a un panel solar, en el exterior, no he tenido que preocuparme por ese tema. Lo que sí se aprecia es que si me pongo a visualizar en tiempo real la batería puede consumirse más rápido que la velocidad de carga, aunque depende de muchos factores, incluyendo de la cantidad de Sol existente. Sea como sea, el panel es suficiente para tenerla para que nos avise si hay movimientos en una zona y no preocuparnos con cables.