Hace casi 20 años, la innovadora empresa finlandesa de cerraduras electrónicas, iLOQ, dio un gran salto adelante. Fue la primera compañía en dejar atrás el cierre mecánico desarrollando sistemas de cerraduras digitales autoalimentadas de apertura mediante llave y teléfono móvil. Hasta la fecha, se han instalado más de 2 millones de llaves y 1 millón de cilindros electrónicos. Ahora, con el lanzamiento de la serie iLOQ 5 es posible mejorar la seguridad, minimizar la administración y reducir aún más los costos de mantenimiento.

La primera cerradura electrónica sin baterías

iLOQ lanzó el primer cilindro electrónico sin batería ni en el cilindro ni en la llave: iLOQ S10. Los cilindros electrónicos de iLOQ obtienen la energía mediante la inserción de la llave. Se genera la energía allí dónde se necesita cuándo se necesita. Convierten la energía cinética de la introducción de la llave en energía eléctrica. Sencillo y brillante. Se pueden instalar en cualquier lugar como un cilindro normal. Sin cableados de puertas ni instalaciones complicadas.

Pero es o no es todo. Ahora, diez años más tarde del primer lanzamiento, la compañía finlandesa vuelve a dar un paso adelante de gigante con iLOQ S5. No solamente no requieren batería como sus hermanos iLOQ S10. Sino que además, ahora los cilindros  electrónicos se comunican entre sí utilizando la llave como medio de comunicación.

Las llaves, los cilindros y los lectores hablan entre sí

La principal ventaja de iLOQ 5 Series es que mantiene el ecosistema de accesos permanentemente actualizado mediante la comunicación entre dispositivos (D2D).

Esta funcionalidad de última generación permite actualizar remotamente gran cantidad de información de manera bidireccional entre el software de gestión y los lectores, llaves y cilindros del edificio (información como listas de bloqueo de llaves, limitaciones temporales, registro de accesos de las llaves).

Esto minimiza la necesidad de desplazarse a los diferentes emplazamientos para importar y exportar datos de los cilindros y evita también tener que cablear los cilindros.

La clave para la comunicación entre los cilindros offline y la plataforma en la nube son los lectores de última generación. Estos lectores admiten identificación mediante aproximación de la propia llave iLOQ (Que incorpora una antena NV), código pin, NFC del teléfono móvil, bluetooth y tarjetas RFID externas. De este modo, la gestión de llaves y cerraduras converge ahora con los sistemas de control de acceso.

Todos los beneficios de los sistemas digitales sin los inconvenientes de los sistemas digitales

Ya no hay que preocuparse de copias de llaves no autorizadas, de cambiar el cilindro por llaves perdidas, de custodiar gran cantidad de llaves, de tener que acarrear enormes manojos de llaves… Una llave para todo. Cada usuario con sus permisos en una sola llave. Y si una se extravía, se da de baja de los cilindros mediante la comunicación Dispositivo a Dispositivo y listos.

Pero todo esto ya lo ofrecían los sistemas electrónicos tradicionales. El problema era el coste de implantación: cableados de puertas. Ahora iLOQ aporta algo nuevo: un sistema de control de accesos digital sin complicadas y costosas inversiones.

Consulte el video  Visite la web Para más información

iLOQ en breve

iLOQ es una compañía finlandesa en rápido crecimiento que lidera la revolución tecnológica en la industria de las cerraduras digitales. iLOQ transforma las cerraduras mecánicas en gestión de acceso digital y móvil.

Las soluciones iLOQ se basan en tecnologías desarrolladas y patentadas por la compañía, que permiten el cierre electrónico y móvil sin baterías ni cables. iLOQ reemplaza los sistemas de cerraduras mecánicas y electromecánicas con soluciones ecológicas que resuelven los problemas de llaves perdidas o copiadas, reducen el mantenimiento de la cerradura y minimizan los costos del ciclo de vida. www.iloq.com